Casa Michoacán: El manuscrito perdido de Neruda

Por Marcelo Ibañez para Revista del Domingo El Mercurio publicado el domingo 12 de septiembre de 2010.

Era mediados de julio, pero la casa ya olía a empanadas y vino tinto. Los comensales: una muestra de los más ilustres representantes del pensamiento laico nacional. De Juan Gómez Millas, por entonces rector de la Universidad de Chile, a Salvador Allende. ¿El motivo de la celebración? El cumpleaños número cincuenta del dueño de casa, el poeta y ex senador Pablo Neruda.
Fue en ese cumpleaños que Neruda escribió un manuscrito, lo puso en un contenedor de concreto y lo enterró, con la ayuda de sus invitados, bajo uno de los seis paltos que formaba parte del jardín de 2.500 metros cuadrados de su casa. El mismo tesoro que, 50 años más tarde -para el centenario del natalicio del poeta-, el pintor José Balmes, junto a un grupo de la Universidad de Chile, intentó desenterrar sin éxito.
Hasta hoy, en que sólo quedan dos paltos en pie -uno de ellos en riesgo de caer por las termitas-, el manuscrito se mantiene escondido en las entrañas de la Casa Michoacán, la primera residencia en la tierra construida por Pablo Neruda junto a Delia Del Carril. Su casa más desconocida. La misma que sigue recibiendo en La Reina a esporádicos visitantes que se pasan el dato, lejos de la afluencia constante de turistas que llegan a La Chascona, La Sebastiana e Isla Negra.
Fue en esa casa donde Neruda vivió su etapa más política, entre 1943 y 1955, influido por su compañera de armas Delia Del Carril. Fue ahí donde celebró su elección como Senador de la República, donde escribió Canto General (1950) y Odas Elementales (1954) y donde cantó Violeta Parra y bailaron miembros del Ballet Ruso -entre muchos otros artistas- aprovechando su Anfiteatro Federico García Lorca, una construcción al aire libre y con capacidad para 160 personas, creada por el destacado arquitecto nacional Enrique Gebhard. Y fue por uno de los costados de ese mismo anfiteatro por el cual Neruda huyó al exilio en 1949, cuando llegaron a detenerlo durante el gobierno de Gabriel González Videla.

Bautizada así por el estado mexicano donde Delia Del Carril y Neruda se casaron (de ahí también su estilo de construcción), la Casa Michoacán recibe visitantes previa cita, mientras postula a financiamiento estatal para ser restaurada. En el recorrido se puede ver el escritorio y la biblioteca de Neruda, grabados y pinturas originales de Delia -quien siguió viviendo ahí hasta su muerte en 1985, luego que Neruda se mudara a La Chascona con Matilde Urrutia-, fotografías de época, el anfiteatro, pero sobre todo, se pueden escuchar muy buenas historias de lo que aspira a convertirse en un nuevo clásico de la ruta nerudiana. Y en una de esas, quien sabe, usted podrá pararse justo sobre el lugar donde se encuentra enterrado el misterioso manuscrito del poeta.

¿Cómo ir? Casa Michoacán, Lynch Norte 164, La Reina. De martes a viernes, entre 10 y 18 hrs., reservando al tel. 266 0577. Aporte voluntario. Las visitas nocturnas cuestan $15.000 por persona y se hacen en grupos de diez, e incluyen cena. En el lugar se realizan conciertos para 30 personas. El próximo es el 07 de octubre con el ex Inti Illimani Max Berrú.

Ver en http://www.mercurio.cl/2010/09/13/revista_del_domingo/_portada/index.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: